Construye tus límites

Muchos de los errores que hemos cometido en nuestra vida es debido a la falta de limites o sobrepasar los límites.

 

¿Por qué debo de construir límites?

Los automóviles, han sido de mucha ayuda en los últimos años para el mundo entero. Sin embargo, todo automóvil en su proceso de fabricación va diseñado con limitantes desde el primer día que enciendes el motor, no puedes pasar ciertas revoluciones por minuto durante un tiempo hasta que hayas recorrido cierto kilometraje, esto con el fin de que su funcionamiento y su duración sean la prevista, de lo contrario, el automóvil no funcionaría para lo que está hecho. Nosotros al igual que tener un automóvil, poseemos algo que debemos saber manejar y cuidar, como seres humanos debemos establecer ciertos límites en nuestras vidas para que tú estilo vida sea eficiente, con propósito, con sueños, anhelos, aspiraciones y metas. De hecho, vas a encontrarle sentido a tu vida.

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor”. 2 Timoteo 2:22

Rodéate de personas que te inspiren a permanecer en la justicia, la fe, el amor y la paz.

Pero, ¿Y si nunca puse límites y fallé?

Las personas cuando no cumplen el limite del primer día al encender el motor de su automóvil, ellos echarán a perder el motor, sin embargo, el automóvil puede volver a tener un nuevo motor desde cero. El perdón de Dios te permite empezar una vida con Jesús y empezar a construir límites que permitan cuidar tu corazón, a partir de ese momento el fabricante de tu vida (Dios), empezará con la construcción de un nuevo motor (corazón, sentimientos, sueños, oportunidades, etc.) para tu vida.

“De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. 2 Corintios 5:17

¿Cómo construyo mis límites?

No es nada de otro mundo el construir mis límites, lo único que necesitas es estar dispuesto a construirlos. Establece tus límites basados en quien quieres ser y hacia dónde quieres llegar.

La manera en la que quieras llegar a ser en tu futuro, es la manera en la que vas a trabajar en tu presente. Si tú deseas ser un buen novio/a, prepárate en la soltería cuidando tu corazón con lo que haces y ves. Si tú quieres ser buen esposo/a, prepárate en el noviazgo cuidando el corazón de la otra persona. Si tú quieres ser buen padre/madre, prepárate siendo un buen reflejo de esposo/a. Si tú quieres ser un buen novio/a, esposo/a, padre o madre.

Los limites que establezcas ahora van a determinar el buen estado de tu vida relacional.

 

 

 

Ir arriba