Mi historia con la pornografía


Deje entrar a la pornografía a mi intimidad y la única manera de salir de ella fue en comunidad.

En el año 2013 fue la primera vez que tuve contacto con la pornografía, fue a través de una imagen y esa imagen permaneció en mi mente y en mi corazón por mucho tiempo.

Esa imagen me despertó el deseo de ver algo mejor que una imagen y es allí en donde empecé toda mi travesía en la pornografía. Aparentemente disfrutando del deseo, motivaba a otros a hacer lo mismo, 5 años pasaron para que me diera cuenta que lo único que estaba haciendo era destruir mi vida poco a poco, mi mente se contaminaba más y más. Me sentía culpable y sucio cada día. Empiezas con una imagen y terminas con el impulso de acciones que desvanecen poco a poco tu corazón. 

La pornografía, diseñada para ahogar, destruir, robar, matar, encadenar, aprisionar, no por un día sino por años. Haciendo olvidar el valor que se le dio al sexo.

Decepcioné a mis padres haciéndoles creer que era un buen chico, pero en realidad solo era un joven más en la lista de porcentajes de las personas que consumen pornografía; uno más del montón. Así como toda historia de súper héroes, siempre hay alguien que necesita ser rescatado, yo necesitaba de un héroe que me salvara.La única manera que yo pude encontrar al héroe fue buscándolo, pidiéndole ayuda y el héroe me ayudó.
Todo esto lo pude lograr dando el primer paso que marcó el inicio de mi libertad que fue, exponer mi problema a mi padre y él marcó el camino que debía de seguir para llegar hacia el héroe. Fue a través de ser vulnerable con las personas de mi alrededor que pude encontrar al héroe de mi vida.

Hay momentos en que no quieres seguir metido en esto, sales de el navegador como si nada hubiera sucedido, pero, es ahí cuando la decepción ha inundado tu mente, tu corazón está envuelto en culpabilidad y te sientes sucio. Dijiste ya no lo haré y lo volviste a hacer, dijiste ya no quiero ver y lo volviste a ver.

Jesús es el único que puede hacerte libre, Jesús es el único héroe que puede vencer y renovar tu mente. Jesús no te va a juzgar por estar sucio, al contrario, él te va a limpiar y te pondrá nuevas vestiduras. Él es el mejor sanando corazones y renovando mentes. Jesús es el único héroe. Jesús dijo en una ocasión:

“El ladrón solo viene para robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” – Juan 10:10 (LBLA)

La pornografía solo está robando, matando y destruyendo tu vida, pero Jesús viene al rescate y te entrega una vida plena es decir una vida de la que puedas estar feliz viviendo con un propósito sin sentirte culpable y sucio. Eso es vivir una vida libre y con propósito.
Finalmente, quiero decir que deje entrar a la pornografía a mi intimidad y la única manera de salir de ella fue en comunidad.
Ruben 19, El Salvador

¿Buscas ayuda? Adquiere hoy nuestro curso Generación David.


Suscribirse al blog

Registration

Lost password?

Ir arriba